La lucha por la infancia esclavizada

Cartel de la concentración del 16 de abril en Sol

CRÓNICA|El 16 de abril se celebra el Día Mundial contra la Esclavitud infantil, cuyo origen se remonta a 1995 cuando Iqbal Masih, un niño pakistaní de 12 años, fue asesinado. A día de hoy continúa siendo el símbolo de la lucha contra la esclavitud y la explotación infantil. El pasado martes tuvo lugar una concentración en la Puerta del Sol impulsada por el Movimiento Cultural Cristiano para visibilizar este problema aún existente.

La asociación afirmó en el comunicado realizado con motivo de este día que «el drama del abandono, el secuestro o la orfandad forzosa de millones de niños, víctimas de la miseria, la violencia y la guerra crónica en la que viven, constituyen invariablemente la antesala de su explotación, trata y esclavitud. Y es una de las manifestaciones más salvajes de este sistema de robo y aniquilación de los empobrecidos.»

La concentración tuvo lugar a las 19:30 en Sol, donde se instaló una carpa y un pequeño escenario y a su al rededor los participantes levantaron pancartas con lemas reivindicativos como «Miseria, violencia y guerra crónica son la antesala de la explotación, la trata y la esclavitud infantil».

El evento atrajo la atención de los viandantes, algunos de los cuales se unieron a escuchar con atención el discurso. Aunque la parte principal del movimiento se desarrolló en apenas veinte minutos, permanecieron toda la tarde en esta zona repartiendo folletos a los interesados. No se produjo ningún tipo de altercado.

Cartel que imita la forma de una lápida. Laura Sarria.

Asimismo, fijaron carteles en el suelo semejando lápidas para conseguir una mayor sensibilización por la causa.

Fue un acto de denuncia al reparto desigual del capital a nivel mundial, la privatización de servicios básicos en países empobrecidos, la degradación del trabajo y la exclusión social. Esta situación crítica no ayuda a mejorar las condiciones de vida de los más jóvenes y según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) más de 150 millones de niños y niñas realizan trabajos forzados o tareas inadecuadas para su edad, que ponen en peligro su integridad física o emocional.

Durante el evento se propuso promover una cultura del trabajo digno, de la solidaridad, de la acogida y el servicio a los demás. Una cultura en la que deben surgir grupos que luchen desde el trabajo gratuito y militante, contra las causas de la esclavitud, especialmente la infantil.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s